El SES desmiente que Oncología del Hospital Don Benito-Villanueva vaya a reducir su actividad en verano

Sostiene que “no es cierto que se vayan a reducir los efectivos en verano”. Afirma que “ante el déficit de profesionales y gracias a las gestiones del SES y del área de salud y al apoyo externo de los Hospitales de Badajoz y Cáceres, el Servicio de Oncología mantendrá su actividad equivalente a una plantilla de tres oncólogos”.

Una aclaración por parte del Servicio Extremeño de Salud que llega después de que las asociaciones contra el cáncer del Don Benito y Villanueva denunciaran públicamente que el hospital comarcal se quedaría durante el verano con una sola oncóloga.

Los presidentes de las dos asociaciones locales, Diego Soto y Tomás Román, aseguraron que el problema lleva persistiendo desde hace años, ya que se arrastra un déficit de la plantilla que actualmente es de cuatro, aunque con dos vacantes, pero creen que el servicio debería contar con cinco oncólogos para atender de forma adecuada a los pacientes. Por ello, pidieron al SES dar solución a este problema que abarca al área de salud de unas 150.000 personas. Los presidentes de ambas asociaciones se preguntan por qué los oncólogos no se quedan en Don Benito y se van a las capitales provinciales.

Este problema se ha trasladado a la junta provincial y también a la nacional. Esta última ha asegurado no tener conocimiento de una situación similar en España en los últimos años. Actualmente, han indicado, se están anulando varias citas de revisiones y desde la asociación piden al SES dar una solución cuanto antes para atender con normalidad a los pacientes.

Por su parte, el SES insiste en que gracias al apoyo de otras áreas, se ha mantenido la actividad de los tratamientos y se ha incrementado la de consultas. “Por tanto, no hay anulaciones sino reprogramaciones de consultas para ofrecer una mayor fluidez asistencial”, a lo que añaden que “ante las dudas que puedan tener las asociaciones o colectivos, conviene corroborar los datos con el SES para no crear alarmas innecesarias que confundan a pacientes con enfermedades muy sensibles”.