La Junta declara el nivel de alerta 3 (alto) en toda la región

El consejero de sanidad durante su comparecencia, José María Vergeles / JUNTAEX

A pesar de ello, no habrá ninguna limitación de movimiento a la entrada y salida de la región, ni de los municipios que no tengan restricciones propias.

Puedes consultar todas las medidas en este enlace.

El ejecutivo regional ha decretado esta mañana que toda la comunidad autónoma pase a nivel de alerta 3 para intentar frenar la incidencia del COVID-19, así como la presión hospitalaria.

En una comparecencia esta mañana, el consejero de Sanidad, José María Vergeles ha dado cuenta de los asuntos tratados en el Consejo de Gobierno Extraordinario celebrado en sesión extraordinaria.

Vergeles ha confirmado que durante 14 días van a aplicar reducciones de aforos en consonancia con el nivel de alerta 3, “tengan o no tengan casos las poblaciones”, ha señalado.

Con esta norma, en los locales comerciales la ocupación será de un 40%. Si los locales están dentro de un centro comercial en las zonas comunes será de un 30%.

Las zonas comunes de los hoteles y alojamientos turísticos serán de un 35%.

En cuanto a hostelería, queda prohibido el consumo en barra y dentro del local el aforo será del 40 %, con un máximo de seis personas no convivientes. Las terrazas no podrán superar el 50%, siempre guardando la distancia de seguridad.

Lugares de culto y las ceremonias civiles se reducirán a un 25% del aforo y los eventos deportivos podrán desarrollarse, pero sin público.

SITUACIÓN GENERAL DE PANDEMIA

En cuanto la situación actual de la pandemia en Extremadura, Vergeles ha indicado que, a fecha de ayer, “tenemos noticias que dan cierta esperanza para seguir luchando”, ya que se sigue reduciendo la incidencia acumulada a los 7 días y se espera que pronto tenga reflejo en la incidencia a los 14 días.  La incidencia acumulada a los 7 días era ayer de 283,13 casos por cada 100.000 habitantes.

Otro dato favorable, ha dicho, es la comparación entre la incidencia acumulada a los 7 y a los 14 días, que se sitúa el 48 por ciento, y, siempre que esta cifra esté por debajo de 50, ha asegurado, es un síntoma de que la curva está con cierta tendencia al control o al menos a su aplanamiento.

Vergeles ha asegurado que en todas la localidades donde se han tomado medidas de aforo o cierres perimetrales se ha demostrado que éstas son eficaces en la mayoría de los casos.

En total se han tomado decisiones (de uno u otro tipo) que afectan a un 57 por ciento de la población. Concretamente, 15.607 personas tienen medidas de control de aforo además de un aislamiento perimetral; 233.625 personas se encuentran en un nivel de alerta 3, mientras que 346.311 personas están con medidas de nivel de alerta 2.

Sin embargo, el vicepresidente ha señalado que las cifras relativas a la ocupación de camas hospitalarias y de camas de UCI por enfermos de Covid comienza a ser importante en la Comunidad Autónoma.

La media de ocupación de camas hospitalarias por enfermos de Covid se sitúa en el 11 por ciento, mientras que la de ocupación de camas de UCI por Covid está en el 23 por ciento, cifras que, a pesar de que se sitúan por debajo de la media nacional, preocupan y obligan a tomar medidas para tratar de reducir de forma más rápida la incidencia y proteger al sistema sanitario, ha puntualizado Vergeles.

El consejero ha reiterado que las medidas aprobadas por la Junta de Extremadura no pueden sustituir a la responsabilidad individual de la ciudadanía, de ahí que haya vuelto a apelar a las recomendaciones básicas: distancia de seguridad, uso de mascarilla, reducción de la movilidad al mínimo indispensable y lavado de manos.

“Solo esas medidas y el esfuerzo conjunto de toda la sociedad serán las que  logren vencer al virus”, ha zanjado.