Roban en la Iglesia Parroquial de la Inmaculada Concepción

Atrio de la iglesia de Orellana la Vieja, donde se desarrollan los actos culturales

Los hechos ocurrieron el pasado 18 de diciembre. Tres días antes, los ladrones habían intentado entrar en el templo, pero no lo consiguieron. Sí lo hicieron en la Iglesia del Espíritu Santo de Orellana de la Sierra. En ambos casos, su objetivo fue en todo momento el dinero en efectivo del cepillo que se guardaba en ambas parroquias.
Unos hechos que podrían guardar relación con el robo de una imagen y un sagrario en la iglesia de Santiago de Don Benito, que ya han sido encontrados.
El párroco de Orellana, José Luis Martín, sostiene que la Guardia Civil “lo sabe perfectamente”. Según el sacerdote, los cacos “fuerzan las puertas con palancas de uña y se llevan todo el dinero que encuentran”.
Desgraciadamente estos robos no son aislados. En la iglesia de Orellana ya hubo otro en mayo del año pasado y en localidades cercanas como Acedera o Madrigalejo también se han intentado cometer hurtos de este tipo en sus respectivos santuarios. Según el cura, este problema “se ha acentuado en los últimos meses.”

También en las casas de campo de la zona

Recientemente se ha conocido a través de la prensa regional, que más de 200 propietarios de casas de campo reclaman medidas por la oleada de robos en el entorno de Orellana.
Su reivindicación va dirigida al Puesto de la Guardia Civil de Orellana la Vieja, para que intensifiquen por sus medios las actuaciones necesarias que estén en su mano o reclamen a instancias superiores.
Según indican, no es lógico que en una zona de menos de 5.000 habitantes haya que soportar la cantidad de robos que se están sufriendo, sin que se haya detenido a nadie.
Aducen que en agosto de 2015, ya presentaron una queja a la Guardia Civil de Orellana la Vieja, pero hasta ahora el resultado ha sido insatisfactorio. Por ello solicitan una rápida solución, “pues la situación es insostenible y entienden que las autoridades competentes están para defender los intereses de los ciudadanos”.