El saldo vegetativo de población continúa en negativo en Orellana la Vieja, pero se ralentiza tras un aumento de nacimientos

Vista general de Orellana la Vieja

El crecimiento vegetativo (nacimientos menos defunciones) ha sido negativo en 2022 en Extremadura por decimocuarto año consecutivo, al situarse en 5.573 personas menos, -5,28 por mil habitantes. Asimismo, ha sido el conjunto de los municipios de hasta 10.000 habitantes donde más se ha reducido la población por esta causa (77,6 por ciento del total del crecimiento vegetativo).

En concreto, el número de nacimientos registrados en la Comunidad Autónoma en 2022 ha sido de 6.814, un 6 por ciento menos que el año anterior, registrando una tasa bruta de natalidad por cada mil habitantes del 6,45. El número medio de hijos por mujer residente en Extremadura ha sido de 1,14 (1,19 el año anterior). Los meses de mayores nacimientos han sido diciembre (614) y enero (611), siendo agosto y octubre los meses que menos nacimientos han registrado (507 y 532 nacimientos respectivamente).

Son datos del Instituto de Estadística de Extremadura, que también indica que durante 2022 han nacido en la región más niños (3.596) que niñas (3.218). El 8,1% de los nacidos tenían madre de nacionalidad extranjera (principalmente de Rumanía y de Marruecos). En este año, el 72,5% de las mujeres que han sido madres tenían más de 29 años.

En Orellana la Vieja, el número de nacimientos en 2022 ha subido un 22,3% con respecto al año anterior, lo que significa cuatro nacimientos más que en el 2021. El año pasado hubo en Orellana la Vieja 18 alumbramientos, de los que 11 corresponden a niños y 7 a niñas.

Un número en la media de los últimos años, ya que en 2018 hubo 19 alumbramientos, en 2019 solamente 8, en 2020 un total de 22 y en 2021 se redujo de nuevo a 14.

DEFUNCIONES

En cuanto a las defunciones, en Orellana la Vieja hubo el año pasado un total de 36, cifra muy parecida a la de años anteriores, cuando se registraron cantidades de 37 o 38, como mucho, a excepción de 2018, cuando se llegó a las 44 defunciones.

A nivel regional, las defunciones de residentes en Extremadura en 2022 han ascendido a un total de 12.387, un 0,6 por ciento más que en el año anterior. Se registra una tasa bruta de mortalidad por cada mil habitantes de 11,7. Destaca que el 50,7% de las defunciones se han dado en hombres.

Los meses de mayores defunciones han sido julio (1.256), enero (1.244) y diciembre (1.090), siendo noviembre y septiembre los meses que menos defunciones han registrado (828 y 845 defunciones respectivamente).

De este modo, la esperanza de vida al nacer en Extremadura se ha situado en 82,4 (0,3 años más que en año 2021).