La Semana Santa deja más de 700 hm³ en los principales embalses del Este extremeño

Escenario de Futurvisión en el Embalse de Orellana / COSTA DULCE RADIO

La cuenca del río Guadiana ha aumentado sus reservas desde el día 26 de marzo hasta este 1 de abril en más de 730 hectómetros cúbicos.

Así lo ha dado a conocer este lunes la Confederación Hidrográfica del Guadiana (CHG), organismo que apunta a que el volumen de agua embalsada ha pasado de 3.404,61 hectómetros cúbicos a 4.136,3.

Esto, “implica una mejora sustancial en las reservas de la cuenca”, que han pasado del 40,4 % al 49 % del total que pueden acumular.

En la provincia de Badajoz, el Embalse de La Serena, con una capacidad de 3.219 hectómetros cúbicos, ha pasado del 23,9 % al 33,5 % de su capacidad, al aumentar de 770,8 a 1.079 hectómetros cúbicos la cantidad de agua embalsada. El río Guadalmez, un afluente del Zújar, ha sido el gran protagonista de estos días en este embalse extremeño, donde ha llegado a aportar a La Serena más de 900 m³ por segundo en algunas jornadas.

Por su parte, Cíjara ha pasado de almacenar 687,4 hectómetros cúbicos a 948, por lo que ha incrementado sus reservas del 45,7 % a más del 63% de su capacidad máxima.

Orellana se sitúa en el tercer puesto de los embalses del Guadiana que más agua almacena, donde también ha aumentado el volumen de agua, ya queha pasado de estar al 74,8 % al 81,7 % de su capacidad y a acumular 660 hectómetros cúbicos, cuando al inicio de la semana pasada retenía 604,6.

El pantano de García de Sola también ha aumentado sus reservas al pasar de 437,9 hectómetros cúbicos a 470; mientras que el de Sierra Brava llega a los 177hm³.

Todos superan la media de agua embalsada de los últimos 10 años, excepto la Serena al que le faltan todavía 500 hm³ para llegar a esa media, y todos superan con creces el agua embalsada con respecto a hace un año. A día de hoy, todos ellos suman 3.429,5 hm³.