Retama emite un comunicado sobre la calidad del agua en Orellana

El Grupo Ecologista Retama ha emitido un comunicado sobre la calidad las aguas en Orellana la Vieja. En concreto, sobre el suministro del agua procedente del Caño y en la red de abastecimiento municipal.

En ambos casos, esta asociación ha continuado tomando y analizando muestras, dando como resultado el laboratorio al que se han enviado dichas muestras, la ausencia de trazas de herbicida glifosato en el agua procedente del manantial del Caño, aunque esta asociación reclama que entre todos se dé una solución definitiva a “un problema que persistentemente amenaza al manantial más valorado y querido por los ciudadanos de Orellana”, tras tener conocimiento que se habían aplicado herbicidas en una zona próxima.

Por otra parte, esta asociación ha hecho análisis de la red municipal de agua potable en Orellana la Vieja, ante las quejas de varios vecinos que ven cómo de forma discontinua de los grifos de sus casas sale agua turbia, incluso totalmente oscura. Retama afirma que ha mandado a analizar dicha agua y que los resultados han revelado “unas concentraciones de manganeso 11 veces superior a los valores paramétricos, y un color muy por encima de su valor paramétrico”. Todos los demás valores, prestando especial atención a gérmenes, “están dentro del rango de un agua potable”. Según la asociación ecologista, “tanto los técnicos del laboratorio como otros asesores señalan que el manganeso se da en situaciones de sedimentación, y que su altísima presencia apuntaría a desprendimientos de sedimentos concentrados en zonas bajas y recodos de una red muy antigua de tuberías de distribución”. Por ello, Retama pide “precaución” y echa en falta un llamamiento, municipal y de Aqualia, la empresa gestora, a no consumirla en esa situación.

El responsable de Aqualia en la zona, con quien se ha puesto en contacto esta emisora, ha afirmado que no hará valoraciones “de particulares” y afirma que el agua “cumple” con los requisitos de sanidad. Asimismo, apunta que todos los análisis “son públicos”.